Buscar...

02-05-2017

    “Las letras del flamenco cuentan historias preciosas”

    Desde su plato favorito hasta su pasión por innovar en el flamenco. Alba nos cuenta todo aquello que llena su día a día.

    Alba se entusiasma hablando del flamenco, que es dolor y alegría, intensidad y misterio… Y un problema a veces, un enigma al que enfrentarse y ‘resolver’. “Las letras del flamenco cuentan historias sobre todo del pueblo, del trabajo duro, de la pérdida, del amor y de poesía popular sencilla, ¡y son preciosas! Pero algunas de ellas hablan tan concretamente de una época social determinada, que me cuesta mucho conectar por falta de vivencia”.

    Todo lo que otros han creado, Alba, antes de interpretarlo, tiene que hacerlo propio de algún modo. “Necesitaba pasar por mí las cosas. Yo quería cantar lo que veía, sentía y entendía. Necesitaba otras músicas y historias además del flamenco, para expresar lo que yo quería.” Es posible innovar en el flamenco, como ha hecho con enorme éxito, por ejemplo, Paco de Lucía en la guitarra, al que cita Alba. El baile también ha evolucionado muchísimo, pero crear un ‘palo’ nuevo “es prácticamente imposible, y la verdad es que no se por qué. Hoy en día hay muchos discursos nuevos en el cante”.

    De no haber sido cantante, Alba hubiera querido tener una panadería llena de tipos de panes y pasteles. O pintora. “Me he pasado la vida pintando personajes. Tengo libretas enteras donde reflejo todas las historias que me pasan. Si alguien, o alguna situación me impacta, o lo escribo o lo dibujo. Ahora mi marido me ha regalado un juego de pintura y estoy pasando mis personajes favoritos a acuarela”.

    Y, con una jornada laboral tan intensa y extenuante, su afición favorita es… “No tengo grandes aficiones, más que disfrutar de las cosas sencillas que es lo que más me gusta hacer. Me gusta ir a la playa, dormir y dormir, comer muy bien, estar con mi familia, dar paseos,… soy muy casera. Después de trabajar necesito silencio y reposar, aunque claro, tampoco le haría ascos a un buen plato de marisco. Podría comer fuentes enteras de marisco, es mi comida por excelencia”, confiesa.

    Comparte: