Buscar...

19-06-2017

“Lo primero a la hora de consumir moda, es el sentido común.”

Gloria nos explica las claves de una buena compradora de moda, además de analizar como es la dinámica de este sector en la actualidad.

La experiencia en el mundo de la moda de Gratacós la convierte en una auténtico referente del sector. Por eso cuando le preguntamos cuales son los principales cambios que observa en la actualidad lo tiene muy claro. Para ella el verdadero punto de inflexión que ha conducido al sector de la moda a lo que conocemos hoy en día como tal, lo resume en una simple palabra: consumismo. “Ese vértigo de ver lo que te pones y que puede acabar haciendo de ti eso que llaman ‘fashion victim’. Y aquí es donde no se puede entrar. Es una vorágine que no lleva a nada, ni a elegancia, ni a glamour, ni a misterio ni a nada de nada”.

También lamenta lo que ha cambiado el binomio de la compradora y la vendedora. “Ya nadie quiere ser dependienta, una profesión verdaderamente abandonada; ahora todas quieren llamarse ‘personal shopper’; si no eres ‘personal shopper’, no eres nada”. Tampoco la compradora es la misma de antes. “Ahora entra ya en la tienda con un verdadero ‘máster’ en moda hecho”, ironiza Casacuberta. “Un ‘máster’ que ha obtenido a base navegar por Internet y verse todas las pasarelas. Esto no quiere decir nada, porque es la prensa, desgraciadamente, la que marca la pasarela. La que presentan es una moda más dócil, más pacífica. La pasarela hace estereotipos de todo. Y vienen con lo que han visto en la web”. “Cuando te acercas a la clienta en la tienda y le preguntas ‘¿le puedo ayudar?’ –o ‘¿te puedo ayudar’, más bien, porque el usted también se ha perdido- ella rápidamente responde que no hace falta, que ya mira ella. Y miran sin ver. Porque el verdadero quid del gusto, de la moda, es cuando encuentras una pieza que te enamora, porque te está bien, te apegas a ella y la haces tuya, la personalizas”.

Entonces ¿cuáles son las claves de una buena compradora de moda según Gloria Gratacós? “Lo primero, sentido común, este no puede faltar nunca. Después seguridad y, finalmente, gracia para expresar lo que se está buscando”.

Comparte: