Buscar...

Historia de Acosta

1942 se funda ACOSTA en un pequeño taller del centro de Madrid con el deseo de fabricar complementos de piel genuinos y de calidad.

Como firma de tradición artesanal se fabricaban cofres y baúles forrados en piel bajo encargo, una oda al lujo y el saber-hacer.

Los 90 fueron una década de resplandor, el surgimiento de las top models y una mezcla de estilos; resaltaban los zapatos de tacón de aguja, las blusas y americanas anchas, los jeans de talle alto y los pantalones tipo piratas. Destacaba el minimalismo, la sencillez y se rechazaba la ostentación vivida en los años 80, así como las imposiciones del mercado.

En los 90 Acosta crea el bolso de las anillas, un modelo versionado temporada tras temporada con carácter propio.

Los mocasines de Acosta, míticos. Un calzado que entró en el armario de la mujer por casualidad y celebra haberse convertido en un fondo de armario. Durante décadas Acosta interpretó este calzado, sinónimo de elegancia cercana.

En el verano de 2013 nace un nuevo icono, Carmen, un bolso de mano con carácter y fuerza propia, el bolso depurado y sobrio en sus líneas se convierte en un bolso sofisticado y atemporal.  Un nombre con personalidad y fuerte identidad española, como su fabricación, hecho en España mediante un  proceso artesanal con pieles de máxima calidad y un acabado meticuloso de 17 patrones y 42 piezas.

Siguiendo con las buenas tradiciones, en el invierno de 2015, nace Teresa, un bolso de hombro con carácter propio, la fuerza del broche en forma de candado, exclusivo en diseño y fabricación, dota al bolso de piel de opulencia discreta.

El bolso de hombro Teresa es un shoulder de piel hecho en España de manera totalmente artesanal que guarda en su interior la misma fuerza que su propio nombre, Teresa.